El jamón ibérico de bellota se diferencia de otros tipos de jamones por la raza del cerdo con que se produce y porque el animal es criado en la dehesa en vez de en corrales cerrados. Se trata además de un embutido que proporciona una gran cantidad de vitamina B12, B1, sodio y proteínas, nutrientes necesarios para el desarrollo muscular, por lo que su consumo está especialmente recomendado durante el embarazo, la lactancia y los periodos de convalecencia por una enfermedad. Además puede servirse solo, partido en finas lonchas o puede acompañarse con otros alimentos.

¿Quién puede resistirse a un buen plato de jamón ibérico de bellota de calidad como por ejemplo el selección especial de Benito Pérez? Si además es beneficioso para la salud, ¿qué más se puede pedir? Por eso, tanto si quieres prepararte un plato sano y delicioso como si estás buscando recetas para deleitar a tus invitados en una íntima cena en casa, hoy te traemos algunos platos con los que siempre acertarás y a los que estamos seguros de que no podrán resistirse.

Leer más