¿A quién no le gusta tener un jamón ibérico de bellota en casa? El jamón es uno de los productos gastronómicos más deliciosos de nuestro país. Un producto que puede consumirse tanto en loncha como combinándolo con otros ingredientes convirtiéndolo en el protagonista. Y es que su sabor y su aroma son irresistibles para cualquier paladar. Una explosión se sabores que no dejan indiferente a nadie y que lo convierten en el aperitivo ideal para cualquier comida, cena, reunión familiar o visita de amigos. Por esta razón, comprar jamón ibérico de bellota nunca pasa de moda.

De hecho, no hay más que ver que el jamón es uno de los productos imprescindibles de la cesta de la compra en Navidad para amenizar las fiestas de las que disfrutamos junto a nuestros seres queridos. Es más, muchas veces solemos tirar la casa por la ventana cargados de felicidad.

Lo cierto es que cualquier momento del año es perfecto para comprar jamón, ya que además de estar delicioso y tener muchos beneficios para nuestra salud, es el mejor aperitivo para obsequiar a nuestros invitados cuando nos visitan. Y es que, ¿quién puede resistirse a unas lonchas de jamón ibérico de bellota? Además, al no ser un producto de temporada, podemos comerlo en cualquier día del año. Pero veamos con más detalle cuáles son las razones por las que siempre deberías tener una pieza de jamón ibérico de bellota en casa.

1. La solución ideal cuando no tenemos tiempo para cocinar

En la actualidad, cada vez es más frecuente que los dos miembros de la pareja trabajen. Esto hace que muchas veces lleguemos tarde a casa debido a todos las obligaciones que debemos atender cada día. Por eso, cada vez recurrimos más a las comidas precocinadas que, a la larga, son muy perjudiciales para la salud.

En cambio, si no tienes tiempo para hacer la cena o la comida o no tienes fuerzas para ello, tan sólo tienes que cortar unas lonchas de jamón o abrir un sobre rápidamente y acompañarlas con un  poco de pan y aceite para disfrutar de un auténtico manjar sin salir de casa. Además, seguro que tus hijos no tienen ninguna queja. Pero además puedes complementarlo con  otros muchos alimentos como el queso, el chorizo, el lomo o el salchichón. O incluirlo en una gran variedad de recetas, ya que el jamón es de lo más versátil. Puedes elegir entre multitud de ellas sin miedo a equivocarte y poder disfrutar del jamón en toda su esencia.

2. A todo el mundo le gusta el jamón ibérico de bellota

Comprar jamón ibérico de bellota es la mejor forma de hacer felices a las personas que te rodean. A todo el mundo le gusta disfrutar de un buen plato de jamón en cualquier momento. Y los niños se lo comen con muchas ganas, lo cual es muy positivo, ya que el jamón contiene una gran cantidad de vitaminas y proteínas que son necesarias para nuestro organismo, especialmente para los niños que se encuentran en edad de crecimiento. Pero también es perfecto cuando tenemos personas mayores en casa, ya que muchas veces no pueden comer otro tipo de embutidos con más grasa. En cambio la grasa del jamón ibérico de bellota, lejos de ser perjudicial, es beneficiosa.

3. El protagonista de cualquier celebración

Si tienes jamón ibérico de bellota en casa, siempre tendrás el aperitivo perfecto para tus invitados. Sobre todo si recibes una visita inesperada y no sabes qué ponerles de comer. Por eso, si tienes jamón y una botella de vino siempre en casa, no tendrás que complicarte. Seguro que a tus familiares y amigos les encanta y no tendrás que preocuparte por salir corriendo a la tienda más cercana para comprar algo para ponerles.

4. Es beneficioso para la salud

Si vas a ver una película con tu pareja, un partido de fútbol, o tu serie favorita en casa, seguro que la disfrutas más con un buen plato de jamón ibérico en la mesa. De esta forma, disfrutarás del momento con los cinco sentidos.

Pero además del placer que supone comer jamón, esta es una excelente alternativa a las comidas preparadas que son muy perjudiciales para el colesterol y que están cargadas de azúcares. Comer cualquier cosa delante del televisor es una mala costumbre cada vez más extendida, sobre todo porque lo que comemos suelen ser fritos y dulces, alimentos nada saludables.

Si los expertos dicen que la dieta mediterránea es la más sana del mundo, ¿por qué vamos nosotros a llevarles la contraria? El jamón ibérico de bellota siempre debe estar presente. Ayuda a controlar los niveles de colesterol y es rico en vitamina B, potasio, fósforo, sodio y proteínas. Lo cual es muy importante, ya que la carencia de proteína puede causar problemas en nuestro sistema inmunológico o en el crecimiento.

Por ello, es un alimento perfecto para incluirse en las dietas de deportistas, ya que ayuda al crecimiento muscular, o en dietas de adelgazamiento. Seguro que la dieta no te cuesta tanto si puedes comer jamón ibérico de vez en cuando. De hecho, no engorda siempre que se coma con moderación.

Como puedes ver, las razones para comprar jamón ibérico de bellota en cualquier época del año son muchas y muy variadas. Tanto por ser una excelente solución cuando no queremos cocinar como porque es el plato perfecto para obsequiar a nuestros invitados y porque nos aporta vitaminas y nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

En Jamones Benito Pérez, no solamente encontrarás piezas de jamón ibérico bellota de gran calidad, sino que además podrás comprar embutidos ibéricos online y otros productos como sobrasada y papada ibérica o queso curado de oveja. Productos de primera calidad elaborados con cerdos de raza ibérica criados en libertad y alimentados con bellotas.